RELIGIÓN Y PAZ

Tomás Leache – Jueves, 23 de Febrero de 2012

Con motivo de la apertura del período de preinscripción en los centros escolares, la clase de Religión vuelve a la actualidad. Dejando a un lado las cuestiones habituales a las que se alude al hablar de esta asignatura -legalidad de la misma, problemática de la alternativa, situación laboral de los profesores que la imparten…-, quiero explicar a qué nos referimos algunos cuando afirmamos que la educación religiosa es vital para la educación integral de la persona. Lo haré por medio de una anécdota.

Shane Paul O’Doherty nació en 1955 en la localidad irlandesa de Derry. Con tan solo 15 años se incorpora a la rama juvenil del IRA. Se especializa en explosivos. A los 18 ya envía cartas bomba y a los 20 es arrestado por la Policía del Ulster y condenado a 30 cadenas perpetuas y a 20 años de cárcel. En el año 1976 Shane cumplía condena en la cárcel londinense de Brixton. En este momento comienza su relación con los capellanes de la prisión. La celebración de la misa con uno de ellos y el diálogo que mantenía con el otro le llevan a una lectura apasionada de la Biblia.

Así lo relata el mismo O’Doherty en su libro No más bombas: “Me conmovió especialmente la lectura de los evangelios. La personalidad de Jesucristo emanaba de los cuatro relatos, por sus opiniones y actividades, su oposición a la hipocresía, su dedicación a los pobres y por sus alusiones al amor al enemigo. Había en Él un mensaje, puro y libre de transigencias y errores, que me atrajo de inmediato. Empezaba a sentir la contrariedad de que, debido a la lucha armada y a sus muchas víctimas, mi idealismo republicano comenzaba a resquebrajarse”.

Es en este momento cuando dos de las palabras prohibidas en el contexto terrorista aparecen en su quehacer cotidiano dentro de la prisión: culpa y perdón. Shane es el primer terrorista arrepentido en la historia del IRA que lo hace público en los medios de comunicación y en numerosas cartas que dirigió a sus víctimas. El testimonio de paz y reconciliación de Shane Paul O’Doherty pone de manifiesto que la Religión es indispensable para la construcción de una sociedad justa y que, por tanto, no se puede prescindir de ella en la educación de niños y jóvenes.

Fuente: www.noticiasdenavarra.com

Esta entrada fue publicada en Opinión / Iritzia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a RELIGIÓN Y PAZ

  1. Pingback: MUNILLA: ES TRISTE ESCUCHAR QUE EL ARREPENTIMIENTO ES UN CONCEPTO RELIGIOSO | RELIGIÓN EN NAVARRA – ERLIJIOA NAFARROAN

  2. Pingback: LA RELIGIÓN RECUPERA ACTUALIDAD | RELIGIÓN EN NAVARRA – ERLIJIOA NAFARROAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s