DEDICADO A UN NUEVO PROFESOR DE RELIGIÓN

1/11/11

El Papa ayer recibió la entrega de las cartas credenciales del nuevo embajador de Brasil ante la Santa Sede. Benedicto XVI dijo que la enseñanza de la religión no daña la laicidad del Estado, garante del derecho de los padres de educar a sus propios hijos, contribuyendo de este modo al bien común.

Hoy deseo hablar de un neoprofesor de la asignatura de Religión en un centro público de la provincia de Jaén. Es un hombre llamado Miguel Ángel Pérez Palomino, de quien escribí en este Blog, justo hace dos años por hoy 1 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, cuando terminó su licenciatura en Sagrada Teología. Aquel artículo se puede encontrar haciendo clic aquí.

Desde el mes de septiembre, Miguel Ángel Pérez Palomino imparte Religión y Moral Católica en el IES Villa de Santiago, situado en el pueblo de Santiago de la Espada, provincia de Jaén, en plena Sierra de Segura, en los límites con la provincia de Granada. Sus alumnos están matriculados en la ESO y Bachillerato. Dispone del libro de texto y del resto de elementos auxiliares que el departamento de Religión posee en el centro docente. Ejerce, además, como catequista de la parroquia del pueblo, colaborando estrechamente con los dos sacerdotes allí destinados para toda aquella zona pastoral.

Miguel Ángel, un hombre dinámico desde pequeño, sigue con su trabajo en las representaciones del campo de la cosmética, sacando tiempo del tiempo y combinando sus horarios lectivos con todo lo demás.

Los fines de semana los dedica a su familia, formada por esposa e hijo, quienes tienen pensado con el tiempo unirse al destino laboral y educativo de Miguel Ángel, quien, tampoco olvida su comunidad parroquial de San Pedro Pascual, de Jaén, donde como catequista lleva un grupo de niños de la feligresía.

El fin de esta entrada en el Blog es mostrar cómo en la Iglesia se encuentran muchas personas entregadas a la misión pastoral para que la fe de Cristo resuene en los oídos y los corazones de la gente que habita en paisajes bellísimos, como es la Sierra de Segura, donde la natalidad es baja, y el aumento de la ancianidad es alto, dándose la cualidad de que esta zona de la provincia de Jaén, a los ancianos se les llama con el apelativo de “hermanos” delante de su nombre de pila bautismal.

Deseo una buena misión docente a Miguel Ángel. Los alumnos se lo agradecerán siempre. Y a los lectores de este artículo les recuerdo que este profesor de Religión lo conocí cuando con 14 años estuvo en la clase de Religión que yo impartía en un centro público. La Iglesia continúa. Esta es la fe de la Iglesia.

Tomás de la Torre Lendínez


Fuente: www.infocatolica.com

Esta entrada fue publicada en Noticias / Berriak. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s